Rosario
Jueves, 07 Mayo 2020 10:50

El Ministerio de Educación perdió el gobierno del sistema educativo

Escrito por

El 24 de abril, el Servicio  Provincial de Enseñanza Privada envió una circular con orientaciones para el  desarrollo del trabajo escolar en el marco del distanciamiento obligatorio. Según se expresa en la misma, el objetivo es el de orientar el vínculo pedagógico y a su vez contribuir en el acompañamiento de la trayectorias escolares.

Cabe recordar que las clases presenciales fueron suspendidas desde el lunes 16 de marzo y que en esa misma semana los y las docentes de la educación privada comenzaron a organizar la tarea educativa y restablecer los vínculos entre estudiantes y colegios.

La tardía reacción del Ministerio de Educación así como la ambigüedad del documento firmado por las máximas autoridades del SPEP, nos llevan a afirmar que el Ministerio de Educación perdió el gobierno del sistema educativo y a realizar las siguientes apreciaciones sobre el contenido del mismo:

-          Los lineamientos del Ministerio de Educación  para la orientación del trabajo escolar en cuarentena, se presentan luego de un recorrido hecho (entre el 16 de marzo y el 24 de abril) por las escuelas en base al trabajo docente, asentado sobre saberes y experiencias construidas en la  interacción permanente con  el estudiantado y sus familias en cada contexto. 

-          La experiencia de los equipos docentes, los proyectos educativos institucionales y  las características de las comunidades educativas no fueron contemplados en el diseño de las propuestas ni en la elaboración de las coordenadas para orientar la labor pedagógica.

-          La perspectiva pedagógica aspira a encuadrarse en una propuesta de educación a distancia que anuncia el desarrollo de formatos variados con diversos y múltiples recursos para distintos destinatarios pero que en lo concreto se presenta con una propuesta uniforme para los diferentes niveles con escaso margen para la mediación docente que posibilite el logro de acompañar las trayectorias educativas del estudiantado en este período.

-          Centran el logro de los aprendizajes en la planificación de la tarea y no en el desarrollo  de la labor docente y de las mediaciones pedagógicas realizadas. La apelación a la mayor sistematicidad en la planificación del accionar pedagógico propone una modalidad de abordaje única de los núcleos de contenidos,  indicando gradualidad y dosificación de las actividades y recursos en los itinerarios formativos como factores que incidirán en la enseñanza.

-          El alcance de las propuestas de las Mesas Territoriales Educativas no han sido suficientes para orientar a la docencia en la búsqueda de mediaciones efectivas para atender las necesidades educativas en el este contexto de emergencia. Fueron focalizadas en los nexos de articulación entre los niveles primario y secundario, proyectando sus acciones en un marco de presencialidad y con un trabajo conjunto de diferentes actores en los espacios educativos. Las continuidades de las trayectorias propuestas en esas instancias dejan fuera de consideración los otros niveles del sistema escolar así como las necesidades hacia el interior de los ciclos y modalidades presentes en cada uno de ellos.  También el incumplimiento de la universalización de la escolaridad del nivel inicial, con la persistencia de las desigualdades sociales que genera.

-          Los criterios y modalidades que se plantean para el tramo educativo en este contexto, desconsideran los saberes de la docencia construidos socialmente en las comunidades escolares y la labor constante para el acompañamiento de las trayectorias educativas. Por el contrario, las modalidades que se han puesto en marcha refuerzan el trabajo en soledad de los equipos docentes. Las dinámica comunicacional, las modalidades de organización de los contenidos, los ordenamientos y las indicaciones no promueven el diseño de formatos renovados que orientan la tarea docente en este contexto.  Los formatos que se proponen no son diferentes a los que la  docencia ha desplegado durante las primeras semanas para sostener el vínculo pedagógico.

 Por todo lo expuesto, desde Sadop reafirmamos que:

-          La docencia en soledad es la que logró sostener el  vínculo pedagógico con el estudiantado por medio de los recursos disponibles en las comunidades educativas para sostener en primer lugar la comunicación y sobre ella poder implementar el acompañamiento de los procesos pedagógicos de la primera etapa del ciclo escolar centrada en los diagnósticos.

-          Los y las docentes fueron los garantes de la continuidad del proceso escolar porque ante la abrupta irrupción de las medidas, la ausencia de experiencias previas y la imprevisibilidad de las acciones dejó en manos de las comunidades escolares la atención de las tareas organizativas. La multiplicidad de realidades institucionales determinó la variedad de modalidades que la docencia construyó para las intervenciones educativas y de las mediaciones requeridas para garantizar el derecho a la educación al estudiantado. Con un sistema escolar centrado en la presencialidad y carente de plataformas virtuales ministeriales, cada escuela y cada docente dispuso de los recursos disponibles en la comunidad para poner en marcha el desarrollo del proyecto educativo desde los hogares.

-          En los contextos de mayor vulnerabilidad la tarea educativa se organizó en un primer momento sobre el eje de garantizar la alimentación de los niños, niñas y jóvenes. Esta fue la tarea sobre la que se ocuparon los equipos directivos y docentes en las escuelas, siendo el vínculo entre docente y alumnado la base para conocer las necesidades de cada uno en este contexto. Luego y con el transcurso de las semanas se fueron reformulando las propuestas para adecuarlas a las posibilidades de los estudiantes.

-          Los contenidos del documento del SPEP así como las tareas demandadas perecen limitarse a la respuesta de un cuestionario único, que posibilite cumplimentar con el reporte, registro y documentación de cómo la docencia garantiza cotidianamente el derecho a la educación.

-          La publicación tardía, las generalidades suscriptas, algunas contradicciones en los lineamientos ministeriales, las imprecisiones en cuanto al abordaje de contenidos y la falta de claridad en lo que respecta a la instrumentación de la gradualidad, dejan abierto el interrogante acerca de las causas que motivaron este proceder y las intenciones del mismo. También genera dudas acerca del conocimiento general del funcionamiento pedagógico del sistema de enseñanza privada.

 

 

Sadop Rosario