Rosario
Jueves, 31 Octubre 2019 08:43

Cláusula Gatillo

Escrito por

La política salarial del 2019 está cerrada y pretender cambios en la misma es querer dejarle instalado un conflicto al gobierno siguiente.

Las declaraciones realizadas por el ministro Pablo Farías respecto al no pago de la cláusula gatillo con el salario de noviembre, nos pone en alerta y vemos en estas afirmaciones un elemento que busca complicar la transición dado que el período de cobro de salarios coincide con la asunción de las nuevas autoridades provinciales en el mes de diciembre. Lo que vemos en esta supeditación de cobro de la actualización salarial es una intencionalidad que lleva a usar políticamente a los trabajadores y trabajadores santafesinas.

La actualización automática del mes de septiembre equivale al 5,7 por ciento y es una de las más altas del año pero el cobro es diferido y se debe cumplimentar con el salario de noviembre a cobrar en los primeros días de diciembre. Sostener que por dificultades económicas corren riesgos los pagos de la cláusula gatillo y supeditar el cobro a los recursos disponibles en las arcas provinciales, es desconocer los acuerdos firmados luego de arduas discusiones paritarias que nos llevaron a sostener medidas de fuerza hasta el mes de abril y por ser una decisión que afecta a todo el colectivo docente debe volver a discutirse en el ámbito paritario y nunca puede ser un anuncio mediático.

En un contexto de sensibilidad de la economía con un impacto directo sobre los salarios, llamamos a la reflexión a quienes tienen cargos y responsabilidades de gobierno porque llevan intranquilidad a los hogares docentes con declaraciones imprudentes y además nos utilizan con fines desestabilizantes.